Viernes, 05 de junio de 2020 1:31 am
Inicio Participación ciudadana Consultas Estrategias y resultados operacionales

Estrategias y resultados operacionales

Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales

Operación Escudo 2019 – Publicado 2020-04-22

Dirección Especializada contra la Corrupción

Imputaciones por Tipología
(Fecha de corte 2020-03-31)

Total

Administración  Pública

28

Corrupción en la Administración de Justicia

11

Plan de Ordenamiento Territorial

2

Total

41

Publicado 2020-04-24

Ideas Disruptivas contra el Crimen Organizado

En octubre de 2018, la Fiscalía General de la Nación presentó al Presidente de la República la “Estrategia Disruptiva contra el Narcotráfico”, una primera versión de esta estrategia, para su validación técnica y política. Desde entonces, la Dirección Especializada contra el Narcotráfico de la Fiscalía General de la Nación, en alianza con el gobierno nacional, ha venido trabajando en la implementación de 60 acciones de disrupción que involucran temas de control de cultivos ilícitos, fortalecimiento de los órganos de justicia y operatividad, así como desarrollo alternativo y prevención del consumo, todas ellas acciones basadas en desarrollos técnicos y científicos.

Teniendo en cuenta el anterior contexto, la Dirección Especializada contra el Narcotráfico de la Fiscalía General de la Nación ha impulsado una renovación en la lucha contra el narcotráfico y por ello ha propuesto el uso del concepto de SISTEMA DE REDES VALOR[1] para visibilizar el modo en que se articulan las personas, actividades y procesos con el fin de introducir innovaciones criminales. Este concepto, ha permitido proponer nuevas acciones en contra del crimen organizado porque se reconocen los múltiples modos en que los empresarios criminales se ajustan para evadir la política criminal. Así, la producción de droga NO es una cadena de valor estática como tradicionalmente se concebía.La estrategia es disruptiva en la medida que busca fortalecer las capacidades del Estado desde un enfoque que va más allá de la misionalidad clásica de la Fiscalía que consiste en capturas y desarticulación de estructuras criminales. Las dinámicas actuales del crimen organizado exigen acciones que no solo se preocupen por los responsables sino también por romper las modalidades y comportamientos ilícitos que constituyen el aprendizaje criminal. Por ello, la disrupción aparece como un enfoque novedoso, inédito, que se distingue sustancialmente de las formas tradicionales y de evolución prevista para la construcción de política criminal. Así las cosas, se decide impulsar una estrategia metodológica que brinde criterios técnicos para definir en conjunto los objetivos de alto valor estratégico asociados la lucha contra el narcotráfico. En este sentido, la estrategia ha logrado articular a más de 50 instituciones del orden público y privado, entre estas las Fuerzas Militares, Policía, Ministerios, Universidades, Embajadas y empresas privadas.

Sin dudas el enfoque disruptivo que ha imprimido esta estrategia a la persecución del narcotráfico representa un hito en la historia del país. De un lado, por el gran aporte que ha significado en la construcción de la política nacional en la materia, y de otro, por el aporte que representa la nueva caracterización del narcotráfico en la actualidad. Este último logro, se ha traducido en una gran articulación institucional alrededor del sistema de redes de valor, que entiende el fenómeno criminal del narcotráfico como un holding de servicios para la criminalidad. Esta nueva aproximación al crimen ha permitido identificar un conjunto de actores y de nodos estratégicos que son los que permiten determinar cuáles son y serán los objetivos de alto valor estratégico de la red y, en consecuencia, a los que el accionar del estado debe orientarse. En este sentido, es importante consolidar estrategias que permitan atacar este entramado reticular en tres dimensiones:

1. Dimensión estructural
2. Dimensión económico-financiera
3. Dimensión corrupción.

En el camino de implementación de esta estrategia, encontramos diversos proyectos de investigación de ciencias exactas y de la ingeniería, desarrollados por universidades e instituciones públicas y privadas, los cuales están incluidos como acciones de disrupción en nuestra estrategia y los consideramos un nuevo enfoque frente a la lucha contra el crimen organizado. Por este motivo, en el mes de marzo del 2019 se conformó el Think Tank Ideas Disruptivas contra el Crimen Organizado Colombia (resolución 0741 del 24 de julio de 2019), un centro de pensamiento apoyado por la Fundación Alemana Hanns Seidel, con los objetivos de:

A. Identificar ideas e investigaciones aplicadas desde las ciencias exactas y las ingenierías en dos líneas:

  1. Innovación, ciencia y tecnología
  2. Legalidad, emprendimiento y equidad

B. Visibilizar y articular investigaciones de las universidades participantes con posibles financiadores y aliados estratégicos de sus proyectos.

Finalmente, es importante resaltar que el presente documento es un aporte de la Fiscalía General de la Nación, como miembro del Consejo Nacional de Estupefacientes, para la reformulación de las políticas públicas contra el narcotráfico en un momento histórico en el que el Estado en su conjunto debe enfrentar el desafío de doblegar esta industria criminal.

[1]  Se entenderá como el entramado de redes que soportan el fenómeno del narcotráfico, que comprendido desde un enfoque sistémico involucra un conjunto de actividades (nodos) y personas y organizaciones (actores) mediados por contratos o acuerdos informales e ilegales para garantizar un lucro financiero.