El hoy asegurado también se habría llevado al hijo menor para obligar a la mujer a volver con él. El CTI lo rescató.

Dos funcionarios de la Policía Nacional y un investigador custodian al hoy procesado quien al parecer sometía a violencia física a su compañera sentimental.
A este hombre la Fiscalía lo imputó com presunto autor del delito de violencia intrafamiliar agravada.

En un operativo conjunto  realizado por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía Seccional Magdalena y la Policía Nacional, se logró la captura de un hombre de 28 años en el barrio La Esperanza de Santa Marta.

Este sujeto habría ejercido violencia física, verbal y psicológica contra una mujer con quien convivió por cerca de 6 años.

Los hechos más recientes que lo involucran ocurrieron el pasado 29 de octubre cuando habría lanzado a la mujer, de 28 años, desde un segundo piso. Y luego el 31 del mismo mes, día en que  al parecer la lesionó con arma blanca.

Además, la Fiscalía cuenta con elementos materiales probatorios suficientes para demostrar que este hombre se había llevado desde hacía un mes al hijo menor de la pareja para obligar a la víctima a volver con él.

Funcionarios del CTI Magdalena, con el apoyo de la Policía Nacional, recuperaron al niño de 8 años en el sector de Las Malvinas en Santa Marta.

Por estos hechos la Fiscalía imputó a esta persona el delito de violencia intrafamiliar agravada.

Un juez determinó que el hoy procesado debe permanecer recluido en un establecimiento de reclusión con una medida de aseguramiento.

La Fiscalía habla con resultados. 

 

 

 

 

 

SKCR/CFG/GFMC/JFEL/DSM

 

 

 

 

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.