La Dirección de Fiscalía Nacional Especializada de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario profirió 22 órdenes de captura en contra de oficiales y suboficiales del Ejército activos y retirados, así como de dos particulares, dentro de sendas investigaciones en las que fueron presentados 18 campesinos como muertos en combate en Antioquia y Cesar.

En el primer caso, ocho militares: dos teniente coronel, uno de ellos retirado; un capitán, un sargento segundo; tres soldados profesionales, uno de ellos retirado, y un mayor, fueron llamados a juicio como presuntos coautores  del delito de homicidio en persona protegida y desaparición forzada.

De acuerdo con la investigación, el 29 de septiembre de 2004, tropas del Batallón de Contraguerrillas No. 4 adscrito a la Cuarta Brigada del Ejército, fueron sorprendidas por una facción de subversivos de las FARC, en la vereda San Gregorio, jurisdicción de Nariño (Antioquia), cuyo resultado arrojó dos subversivos NN abatidos, así como la incautación de material de guerra e intendencia.

Las personas que el personal militar reportó como muertos en combate, fueron reportadas como desaparecidas por parte de sus familiares en el municipio de La Ceja (Antioquia), e identificadas posteriormente como Julio César Molina Ríos y Diego León Montoya López.

En este caso la Fiscalía a cargo del proceso además de llamarlos a juicio les compulsó copias a fin de que  sean investigados por fraude procesal y falso testimonio.

En el segundo caso, otro fiscal de la Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario ordenó la captura con fines de indagatoria de 14 militares: un coronel en retiro, un teniente coronel, cinco mayores, dos de ellos retirados; un capitán, un teniente retirado, un subteniente, un sargento viceprimero, dos sargento segundo y un cabo, cinco de ellos detenidos por otros procesos y dos particulares quienes fungieron como  reclutadores de las posibles víctimas.

Sobre este caso la Fiscalía investiga 16 posibles homicidios de campesinos presentados como muertos en combate y cuyos procesos se encuentran en diferentes despachos y algunos de ellos en la Justicia Penal Militar, en hechos ocurridos en 2007 en jurisdicción del Batallón Especial Energético y Vial, José María Cancino del Ejército Nacional, con sede en La Jagua de Ibirico (Cesar).

El proceso se inició tras la denuncia de varios miembros de la fuerza pública en la que revelaron como se organizaron dentro del Batallón para contactar a los particulares que se encargarían del reclutamiento de las víctimas, para el pago de las recompensas y presentar los positivos de los distintos pelotones de ese batallón en supuestos enfrentamientos armados o combates durante el desarrollo de aparentes operaciones militares emitidas por la comandancia de dicho batallón.

Los militares y particulares vinculados mediante indagatoria serán procesados por concierto para delinquir agravado para cometer delitos de homicidio.

 

AMC/DLBM

_______________________________________________________________________________________

Rueda de prensa Directora Nacional de Articulación de Fiscalías Nacionales Especializadas, Catherina Heyck

[audio:https://www.fiscalia.gov.co/colombia/wp-content/uploads/rdp_katherina_hyeck_02092015.mp3|titles=Declaraciones]

Descargar

Temas: 24 órdenes de captura por homicidio de campesinos presentados como muertos en combate
Lugar: Nivel Central Fiscalía General de la Nación
Fecha: 02 de septiembre 2015

 

Compartir