Néider Andrés Vargas Narváez fue dejado en libertad por un juez con funciones de control de garantías quien determinó que este presunto abusador sexual puede circular libremente por el municipio.

A Vargas se le investiga luego de que la madre de una niña de 11 años de edad denunció que su hija fue incitada para que le enviara fotos desnuda a través de una red social y a tener relaciones sexuales. Posteriormente, amenazó a la menor para que no contara nada de lo sucedido.

Vargas Narváez no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía por los delitos acceso carnal abusivo con menor de catorce años.

 

CRV / AAEA

 

Compartir