Deberán contribuir con su testimonio no solo en procesos penales sino de toda índole para develar la verdad sobre los hechos de corrupción que vinculan  a la multinacional brasileña.

El juez 30 penal de Bogotá con función de garantías aprobó el principio de oportunidad a los empresarios Luiz Antonio Bueno Júnior, Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo Da Rocha Soares, que fue otorgado por la Fiscalía General de la Nación por el delito de cohecho por dar u ofrecer.

El principio de oportunidad comprende suspender por dos años la persecución penal en su contra,  mientras los procesados aportan información importante en la investigación por los hechos de corrupción que se presentaron en Colombia.

De acuerdo con la denuncia realizada por los empresarios brasileños, el 6 de enero de 2017 se realizaron acciones dirigidas al pago de 6,5 millones de dólares al entonces viceministro de transporte Gabriel Ignacio García Morales, a través de la empresa Lurion Trading Inc, a cambio de la adjudicación del proyecto Ruta del Sol II.

Los procesados aceptaron la devolución de cerca de 18.900 millones de pesos, o su equivalente a los 6.5 millones de dólares que fueron dados como sobornos para la adjudicación de este contrato.

“No afecta las acciones penales que se surten actualmente en otros procesos, por el contrario se verán beneficiados sus testimonios, como son los de tipo administrativo o jurisdiccionales”, sostuvo el fiscal del caso al referirse a los procedimientos de extinción del derecho de dominio y los de responsabilidades fiscales que se originan por los daños ocasionados por estos hechos.

El beneficio que –dijo- reciben las autoridades en términos de justicia es el poder conocer la verdad frente a la manera como se adjudican los contratos de construcción vial y los proyectos de infraestructura de gran calado.

El funcionario agregó que gracias a la colaboración de los procesados se logró capturar y condenar al exviceministro García Morales, lo mismo que la judicialización de los hermanos Enrique José y Eduardo Ghisays Manzur.

Del mismo modo, anotó el fiscal que se logró procesar penalmente al representante de Corficolombiana Jose Elías Melo Acosta, cuyo juicio por corrupción en el caso Odebrecht en Colombia está a punto de iniciarse.

Finalmente, el fiscal indicó que en el marco de la investigación se aportó toda la información que fue entregada por los empresarios postulados a la Fiscalía con el objeto de que las entidades de control competentes adelanten los procesos administrativos, fiscales y de control disciplinario que correspondan.

“Se enviaron documentos a la Procuraduría General de la Nación, la Sala  Penal de la Corte Suprema de Justicia, a la Superintendencia de Industria y Comercio, al Tribunal de Arbitramento, a la Cámara de Representantes, al  Consejo Nacional Electoral, a la oficina de extinción de dominio de la Fiscalía General de la Nación y al Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca”, agregó el fiscal.

“Deberán observar un excelente comportamiento de conducta  social y una verdadera vocación de colaboración con la justicia para que concurran a las citaciones de la administración de justicia en los procesos anteriormente anotados”, concluyó el servidor.

Al finalizar la audiencia, los procesados  mostraron su arrepentimiento por el daño hecho a la sociedad colombiana. “Nuestro real arrepentimiento por las conductas impropias,  ofrezco toda  mi condición de colaborador a las autoridades”, sostuvo  Mameri.

A su turno, Bueno Junior indicó que “está presto a reparar los daños causados  a la moral y al pueblo colombiano”.

Compartir