La Fiscalía General de la Nación recuerda tanto a los vendedores como a los compradores de vehículos, en esta época de fin de año, hacer caso a las recomendaciones de las autoridades para evitar ser víctimas de los delincuentes.

De acuerdo con el ente acusador, a diario se están recibiendo en Bogotá entre 30 y 40 denuncias de hurto en diferentes modalidades, como el hurto de automotores en la calle, bajo amenazas de muerte con armas de fuego o con transacciones engañosas.

Las cifras entregadas por la Dirección Seccional de Fiscalías de Bogotá indican que al mes, son cerca de 1.200 denuncias por esta clase de delitos, los cuales se registran en todas las localidades de la capital.

“Los vehículos más hurtados son los pequeños, los que no tienen seguridad electrónica  y la modalidad es la del halado, es decir la persona entra a un sitio,  deja su carro 10 minutos estacionado y cuando sale ya no encuentra su carro”, afirma el fiscal director de la Unidad Automotores de la Fiscalía en Bogotá.

Agregó que en los videos  que obran como pruebas en los procesos penales contra estos delincuentes, en cuestión de uno, dos o máximo 3 minutos se apoderan de los carros.

“Abren las puertas de manera muy fácil al parecer con llaves maestras o ganchos y el encendido les es muy fácil”, aseguró.

Manifestó que en la capital están aumentando las denuncias por hurtos en los centros comerciales.

De otra parte indicó que la lucha contra los vendedores de repuestos en sectores conocidos de la ciudad no es fácil como se puede creer. “Allí se venden los repuestos de vehículos usados, siniestrados o incluso hurtados, pero si los artículos no están contramarcados o no son de dueño que haya interpuesto la denuncia o en muchos casos muestran facturas, entonces se hace complejo un proceso penal contra los distribuidores”, anotó.

Sin embargo, ellos saben que por incurrir en este delito, la ley colombiana castiga con una pena privativa de la libertad de los 7 a 15 años de prisión, agregó.

Como recomendaciones el funcionario instó a los ciudadanos a verificar siempre los certificados de tradición del vehículo no mayor a 30 días, a contactar al propietario y hablar directamente o comprar el carro en un concesionario acreditado por los años de servicio.

Enfatizó que hay que estar pendientes de las campañas de prevención que adelanta la Secretaría Distrital de Movilidad, la Alcaldía y la Fiscalía General de la Nación.

“Haga uso del sentido común, debe tener en cuenta que hay mucho avivato y no dé papaya,  porque aquí llegan personas a decir que el prometiente comprador les pidió una vueltica para probar el carro y nunca más volvieron”, sostuvo el fiscal.

Aseguró que más de 1.200 víctimas cada mes son en su mayoría, por casos de halado, la estafa y el atraco callejero.

Advierte que las transacciones son disfrazadas de legalidad,  pero acompañadas de argucias y de engaños,  en las que se mantiene en error a la víctima pero que al verificar el paso por la venta resulta que se trataba de un cheque falso o un carro contramarcado.

“Hacen consignaciones falsas o venden vehículos de procedencia ilícita que a la postre el comprador de buena fe, tendrá que devolver porque no es suyo sino de la persona a la que se le sustrajo”, resaltó.

Del mismo modo destacó las denuncias que están llegando al ente acusador por contactos por medio de las páginas de internet.

“La recomendación es que verifiquen, a veces el negocio por hacerlo rápido resulta en un desenlace fatal. Verifiquen ante las autoridades si el carro está siendo requerido por hurto”, concluyó.

 

CMRM/DLBM

2total visits,2visits today

Compartir