Las sumas de dineros eran enviadas de Venezuela a Colombia y luego a Europa, Asia e India, siendo su origen un presunto comercio de productos agrícolas.

En un operativo conjunto adelantado en cuatro ciudades del país la Fiscalía General de la Nación y la Dijín de la Policía Nacional desarticularon una organización trasnacional que se encargaba de lavar millonarias sumas de dinero.

La Agencia de Aduanas ICE de Estados Unidos alertó a las autoridades nacionales sobre la existencia de una organización ilegal que estaría lavando dinero desde Estados Unidos y Colombia a través de la creación de empresas de papel y de exportaciones ficticias.

Las labores de investigación corroboradas, gracias al uso de agentes encubiertos, permitieron establecer cómo delinquían presuntamente los capturados desde Bogotá (Cundinamarca), Bucaramanga (Santander), Ibagué (Tolima) y Cúcuta (Norte de Santander), a través de empresas fachada, y exportaban productos agrícolas que enviaban a Venezuela a costos sobrevalorados.

La investigación también evidenció que las exportaciones que hizo la red criminal eran de óxido de zinc y albúmina de huevo, los cuales eran vendidos a precios superiores al valor real en Colombia.

En seis meses los investigadores de la policía judicial determinaron cómo los presuntos integrantes de la red criminal habrían dado apariencia de legalidad a cerca de 10 millones de dólares en los años 2012 y 2014, utilizando la banca financiera nacional.

Entre las pruebas que la Policía Judicial de la Dijín y la Fiscalía recaudaron están los análisis contables que se practicaron a las empresas con los que se pudo determinar el lavado de dinero.

Los dineros que la organización recibía por las supuestas exportaciones eran monetizados en pesos colombianos para luego ser enviados a Pakistán, Panamá, India, China, Hong Kong y Taiwán, entre otros, a través de presuntos pagos que eran disfrazados como reconocimientos por servicios empresariales, profesionales y técnicos.

Interceptaciones telefónicas, labores de seguimiento y entregas controladas de dinero le permitieron a la Policía Judicial identificar y capturar a nueve presuntos integrantes de la red a quienes la Fiscalía General de la Nación les imputará los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares y concierto para delinquir agravado.

Entre los capturados figura Salomón Korno Mitrani, alias Salo, quien es señalado como el presunto cabecilla y quien al parecer se encargaba de coordinar las transferencias internacionales que circulaban entre países de América, Europa y Asia.

La operación ilegal era coordinada por revisores fiscales, contadores y accionistas de, al menos, tres empresas creadas para dar apariencia de legalidad a las divisas que ingresaban al país.

Los capturados

  • Salomón Korno Mitrani, alias Salo, supuesto cabecilla de la organización criminal.
  • Janan Youssef Yosuf, representante legal de una de las empresas de papel.
  • Jaime Youssef Yosuf, accionista y representante legal suplente de una empresa de papel.
  • John F. Arias Giraldo, revisor fiscal de una empresa de papel.
  • Andrés Felipe Puyana Fonrodona, alias Macho Viejo, supuesto encargado de crear empresas de papel.
  • Fabián Esteban Gutiérrez Quintero, representante legal suplente de una empresa de papel.
  • Gloria Andrea Pérez Cabal, representante legal suplente de una empresa de papel.

La Fiscalía hace pública esta información por considerarla de interés general.

Compartir