En operativo realizado con agentes encubiertos en el barrio La Floresta de Medellín (Antioquia), el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, capturó a Carlos Arturo Herrera Manrique, alias Arturito, cabecilla de la banda delictiva Cordillera, requerido por el Juzgado Cuarto Penal del Circuito para cumplir condena de cinco años y cuatro meses de prisión.

La investigación coordinada por la Fiscalía Octava Seccional estableció que Herrera Manrique, sentenciado por el delito de fabricación, tráfico o porte de estupefacientes, era el jefe de zona de esa organización en el municipio de Dosquebradas (Risaralda), donde manejaba los expendios de estupefacientes.

La sentencia fue proferida por hechos ocurridos en el barrio Villa del Campo del mencionado municipio en julio de 2009, cuando en diligencias de allanamiento y registro servidores del CTI desmantelaron uno de los principales centros de acopio y distribución de alucinógenos, a cargo del procesado.

Alias Arturito fue trasladado a la cárcel de varones La 40 de Pereira.

Compartir