Por solicitud de la Fiscalía, el Juzgado 34 Penal Municipal con función de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario contra dos policías por el delito de concusión agravada.

Los hechos ocurrieron el 17 de abril de 2018 cuando el patrullero Juan Pablo Álvarez y el subcomisario Mauricio Alberto Vega Forero, adscritos al CAI Santa María del Lago, realizan un comparendo al administrador de un parqueadero privado, por no tener documentación en regla.

Una vez informado  sobre la determinación, los uniformados le solicitaron 200.000 pesos y así evitar la sanción, y sí poder continuar con dicha actividad. De la misma manera, los funcionarios precisaron que el referido pago se debía continuar haciendo de manera mensual.

El caso fue conocido por un Fiscal de la URI de Engativá quien solicitó las órdenes de captura. Las audiencias fueron realizadas el 10 de enero pasado, en las cuales se legalizó la captura de los implicados, se les formuló imputación de cargos, los mismo que no fueron aceptados por los uniformados.

La Fiscalía hace púbica esta información por considerarla de interés general.

 

LMFO/MAGA

Compartir