Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado Segundo Penal Municipal Ambulante de Quibdó, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de 10 presuntos integrantes del Frente Carretera del Clan del Golfo, que delinque en la capital chocoana. Uno más fue cobijado con la detención domiciliaria.

Los afectados con la medida fueron los supuestos cabecillas Manuel Esteban Córdoba Ibargüen, alias Rincón; y Erledys Quejada Romaña, alias Elvis o JJ. Además de los presuntos sicarios Feider Andrés Arboleda Pestaña, alias Tato o Garra;  Franklin Moreno Palacios, alias Castro; Yeison Ruiz Moreno; José Daniel Palacios Mosquera; José Yuvi Chaverra Moreno, alias Yuber; Yipson Arcadio Mosquera Moreno, alias Lágrima o Llorón; Carlos Andrés Rodríguez Rentería, alias Andrés; y Yordan Andrés López Valencia, alias Yordan. Por problemas de salud, Jhon Bairon Ríos Valencia fue beneficiado con la medida de aseguramiento en el domicilio.

Según la investigación adelantada por un fiscal especializado de Quibdó, la mencionada estructura criminal tiene injerencia en los municipios chocoanos de Quibdó e Istmina y se dedica a los homicidios selectivos y el cobro de extorsiones a mineros y comerciantes de la zona.

La Fiscalía investiga si integrantes del Frente Carretera del Grupo Armado Organizado Clan del Golfo son presuntos responsables de por lo menos 7 homicidios y varias extorsiones en Quibdó, delitos que se les imputarían próximamente por fiscales de la Unidad de Vida y el Gaula.

Los 11 procesados no aceptaron los cargos por el delito de concierto para delinquir agravado. A Córdoba Ibargüen y Quejada Romaña se les endilgó este delito en calidad de cabecillas.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

NAMT/DLBM

Compartir