El detrimento patrimonial contra el municipio habría superado los 2500 millones de pesos.

La Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento de carácter domiciliario en contra del alcalde (e) de Quibdó (Chocó), José Óscar Córdoba Lizcano, como presunto responsable de celebración de contratos sin cumplimiento de los requisitos legales esenciales y peculado por apropiación en favor de terceros.

La investigación está relacionada con la compra de los lotes en la capital chocoana para la construcción de escenarios deportivos, en los cuales se llevarían a cabo los Vigésimos Juegos Nacionales del año 2015.

Mediante interceptaciones telefónicas la Fiscalía estableció que el procesado y otros imputados habrían contactado a dos altos funcionarios de un organismo de control, para revertir algunas medidas judiciales solicitadas por el ente acusador dentro del proceso penal que adelanta. También se habría reunido con varios coimputados para aleccionar testigos y ocultar pruebas.

En la misma decisión judicial se le otorgó libertad al comerciante Martín Alonso Mazo Pino, vendedor de uno de los predios, por considerar que no era un peligro para la comunidad ni para el normal avance de la investigación. Este punto fue apelado por el fiscal que adelanta el proceso.

Se estima que con los contratos de compraventa de ambos terrenos, suscritos el 7 de noviembre de 2014, la ciudad de Quibdó sufrió un detrimento patrimonial de

$2.507’000.000, ya que los predios fueron adquiridos por un precio diez veces mayor al avalúo real.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

 

 

LFML/DLBM

 

Compartir