Las propiedades están ubicadas en Chocó, Sucre y Antioquia. En valor, podrían superar los 7.400 millones de pesos.

La Fiscalía General de la Nación, a través del Grupo de Recuperación de Activos Ilícitos (GRAI) de la Delegada contra las Finanzas Criminales, con el apoyo de la agencia estadounidense DEA y el Ejército Nacional, ocupó con fines de extinción de dominio 39 bienes que harían parte del patrimonio ilícito de Óscar Moreno Ricardo, conocido como ‘Rey de los Semisumergibles’, ‘Señor de los Mares’ o ‘Cachamo’.

Se trata de 22 inmuebles, 10 vehículos y 7 establecimientos de comercio ubicados en Acandí (Chocó), Turbo y Medellín (Antioquia), y Tolú (Sucre), cuyo valor preliminar superaría los 7.470 millones de pesos.

Moreno Ricardo habría hecho parte del ‘Clan del Golfo’ y es considerado uno de los mayores responsables de la salida de cocaína en semisumergibles, en los que, presuntamente, movió varias toneladas de cocaína a Costa Rica, Honduras y Estados Unidos.

Por estos hechos, una Corte Distrital de Estados Unidos para el distrito oriental de Texas solicita en extradición al ‘Rey de los Semisumergibles’. Esta persona fue capturada en Medellín (Antioquia), en enero del año en curso, gracias al trabajo conjunto del CTI, la Policía Nacional y el Ejército Nacional.

Los activos afectados con medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo y secuestro quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) para su administración.

La Fiscalía hablan con resultados.

 

 

 

MAGA/JARG/MAO/LABF/DPFC/MRC.

 

 

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.