En el acto de sanción de la norma resaltó la colaboración armónica entre los poderes del Estado que ha permitido sacar adelante grandes iniciativas para el país.

El Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, destacó la manera en la que se gestaron las leyes de la Virtualidad en la Justicia y el Estatuto de Conciliación, sancionadas por el Presidente de la República, Iván Duque Márquez. Indicó que el diálogo con las diferentes ramas del poder público fue fundamental para sacar adelante dos grandes iniciativas que serán de vital importancia para garantizar eficiencia en la administración de justicia.

“Pudimos hacer un trabajo armónico con el Congreso. Se privilegiaron varias cosas: las garantías constitucionales y los derechos fundamentales”, puntualizó el Fiscal Barbosa Delgado.

Agregó que, antes de la pandemia, se tenía una serie de tabúes frente a la virtualidad; sin embargo, con fundamento en la relación armónica entre los poderes y el manejo responsable de las herramientas tecnológicas, es una realidad que aumentaron los resultados y las acciones en la justicia.

“Conversamos con la Corte Suprema de Justicia, con el Consejo Superior de la Judicatura, con el Consejo de Estado. Yo diría que se fortaleció la capacidad que tenía el Estado de resolver los asuntos judiciales en cada una de sus ramas”, detalló.

De igual manera, instó a mantener las discusiones institucionales, como la que permitió encontrar una salida adecuada entre la virtualidad y la presencialidad, siempre en el marco del respeto y la independencia de los poderes.

“El hecho mismo de ver una Rama Judicial cooperando, colaborando con otras ramas del poder público, y siempre manteniendo la independencia de poderes, nos va a permitir fortalecer el Estado de derecho”, concluyó el Fiscal General.

La Fiscalía habla con resultados.

 

 

 

CMRM/JARG/MRC/