La Fiscalía General de la Nación, durante una segunda etapa, adelanta la macroimputación en contra de los 5 jefes del Comando Central del ELN, como responsables de 15.896 crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.

Se trata de Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino; Israel Ramírez Pineda, alias Pablo Beltrán; Eliécer Erlinton Chamorro, alias Antonio García; Rafael Sierra Granados, alias Ramiro Vargas, y Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias Pablito.

“Se viene construyendo el origen, evolución, expansión, políticas y estrategias del ELN, las estructuras y los máximos responsables por los crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos dentro del marco del conflicto armado interno; crímenes generados a través de la consolidación sistemática de patrones de macrocriminalidad de feminicidio o asesinatos de mujeres, reclutamiento forzado, secuestro, homicidio, violencia basada en género, desplazamiento forzado, utilización de medios y métodos ilícitos de guerra en todo el territorio nacional. Ya tenemos identificados, individualizados y perfilados a cada uno de estos comandantes del ELN”, aseguró el Fiscal General (e), Jorge Fernando Perdomo.

El jefe del ente acusador también indicó que en el caso de crímenes contra mujeres, “se encuentran registrados 126 homicidios de mujeres, para los años 1981 al 2014, en los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare, del llamado bloque ABC, área de influencia del Frente de guerra Oriental, cuyo móvil es la relación de las víctimas con miembros de la fuerza pública (novias de policías y soldados y labores domésticas que realizaban) o por tener contacto con grupos de autodefensas”.

Otros casos de connotación por homicidio son el del Senador Jorge Cristo Sahium, perpetrado en Cúcuta (Norte de Santander) el 18 de agosto de 1997, y el secuestro, tortura y homicidio del obispo de Arauca, Monseñor Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, cometido el 2 de octubre de 1989 por el Frente Domingo Laín.

“Por el delito de secuestro, tenemos los casos del KM 18, ocurrido el domingo 17 de septiembre del año 2000, cuando hombres armados y vestidos de camuflado militar irrumpieron en dos restaurantes y una hacienda en el Kilómetro 18 y secuestraron a cerca de 70 personas. El hecho se convertiría en el segundo plagio masivo en el zona rural del Valle del Cauca luego de los 180 feligreses de la iglesia La María en 1999”, dijo el Fiscal Perdomo.

También se logró documentar el secuestro de 10 funcionarios de la Fiscalía y el Cuerpo Técnico de Investigación ocurridos entre el 11 de marzo de 1997 y el 6 de noviembre de 2004, en el departamento de Cesar.

“Durante el periodo 1996 a 2007, se presentaron 31 secuestros de ciudadanos extranjeros en los departamentos de Antioquia, Caldas y Chocó, de los cuales se tienen las siguientes nacionalidades: italiana, norteamericana, alemana, belga, coreana, peruana, danesa, eslovaca, hondureña, inglesa, mexicana, venezolana y turca”, señaló el jefe del ente investigador.

En el caso de secuestro y asesinato de periodistas nacionales y extranjeros, la Fiscalía ha logrado documentar los siguientes casos:

Secuestro del Periodista extranjero Matthew Aaron Burchell, ocurrido el 13 de mayo de 1999 en Arauca.

– Secuestro de los Periodistas extranjeros Scott A. Dalton y Alison Ruth Morris efectuado el día 21 de enero de 2003 en Arauca. (Los Ángeles Times)

– Secuestro y homicidio de Danilo Alfonso Baquero Sarmiento. Los hechos ocurrieron el 23 de diciembre de 1993, en el municipio de Tame, departamento de Arauca. (Emisora Bolivariana)

“El Comando Central del ELN también es responsable de 520 casos de siembra de minas antipersona y voladura de torres de energía entre 1991 y 2014. De estos casos, 221 relacionados con siembra de minas antipersonales son atribuibles al Frente de Guerra Noroccidental en los departamentos de Antioquia, Chocó y Risaralda, y 30 casos de atentados terroristas contra torres de energía, por parte del mismo grupo”, explicó el Fiscal Perdomo.

 

JGP/DLBM

Compartir