El soldado profesional Cristian Andrés Pacheco Morales fue capturado por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en el batallón  Santa Bárbara, ubicado en el municipio Distracción (Guajira), luego de que el Tribunal Superior de Valledupar le ratificara la condena a 40 años de prisión, en segunda instancia, como responsable de los delitos de homicidio en persona protegida, concierto para delinquir y desaparición forzada.

De acuerdo con la investigación, el hoy condenado participó en los hechos ocurridos en el municipio de Codazzi (Cesar) el 23 de enero de 2008, cuando miembros del Ejército Nacional le quitaron la vida a Aldemar García Coronado, y lo presentaron como muerto en combate, versión que el ente investigador logró desvirtuar.

Pacheco Morales, condenado en primera instancia por el Juzgado Único Penal Especializado de Valledupar,  se encuentra privado de la libertad en el Centro de Reclusión Militar Batallón de Artillería No.2 La Popa, de la Décima Brigada en esa ciudad.

Por estos mismos hechos  la semana pasada funcionarios del CTI capturaron en Socorro (Santander),  al sargento Rodrigo Garzón Sánchez, quien permanece recluido en la Quinta Brigada de Bucaramanga para purgar su condena.

Compartir