Por defraudar al sistema financiero por medio de tarjetas de crédito internacionales clonadas, la Fiscalía presentó ante un juez con funciones de control de garantías la diligencia de allanamiento a cargos solicitada por Juan Carlos Pinzón Castro, procesado por los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado agravado y falsedad en documento privado.

Los hechos investigados por la Fiscalía ocurrieron entre el 5 de septiembre y el 24 de octubre de 2008, cuando se realizaron transacciones con tarjetas clonadas a 82 cuentahabientes de Colombia, Estados Unidos y Europa.

De acuerdo con lo establecido por la Fiscalía, la defraudación al sistema bancario supera los 677 millones de pesos. En el proceso, los investigadores informáticos del CTI analizaron computadores, dispositivos para la lectura y la grabación de tarjetas con bandas magnéticas, y los correos electrónicos de personas que informaban sobre los códigos y los números de tarjetas de las víctimas en el exterior.

Pinzón Castro, aprehendido por la Sijin de la Policía el 6 de octubre último en Bogotá, no aceptó los cargos imputados por el fiscal del caso. Sin embargo, ante la contundencia de los elementos materiales probatorios el procesado renunció al juicio y solicitó la audiencia de allanamiento. Esta persona está recluida en la cárcel de la capital del Meta.

En el mismo proceso también están vinculados Luis Alberto Jiménez Molina y Jader Enrique Espitia, capturados el 5 de octubre en Villavicencio, y quienes únicamente aceptaron el delito de hurto calificado agravado.

A Jiménez Molina le fue concedida la detención domiciliaria, y a Espitia el Juez le dcitó medida no privativa de la libertad; decisión que está apelada por la Fiscalía.

Compartir