Al analizar las pruebas de la Fiscalía el Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado de Neiva, con función de conocimiento, encontró responsable a Jorge Leonardo Carabalí Covaleda del hurto perpetrado a un funcionario del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI,  y le impuso 26 años de prisión.

Los hechos ocurrieron el 29 de enero último en el barrio Campo Núñez de la capital del Huila, donde un investigador del CTI, en misión de trabajo, fue abordado por Carabalí Covaleda y dos hombres más, quienes tras intimidarlo con armas blancas, lo despojaron de su arma de dotación, de sus pertenencias y de un millón 700 mil pesos.

Uno de los asaltantes empuñó el arma del funcionario y le disparó en varias ocasiones de manera infructuosa porque la pistola tenía accionado el seguro. El individuo huyó con sus cómplices en dos motos de alto cilindraje. Posteriormente, la Policía capturó al hoy condenado en cuyo poder estaba el arma de fuego.

Carabalí Covaleda se encuentra en la cárcel de Neiva, donde cumplirá sentencia por los delitos de fabricación, tráfico o porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado, en concurso con hurto calificado y agravado.

Compartir