La rápida reacción de funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en coordinación con el componente militar Caribe, permitió que dos personas que habrían sido secuestradas el domingo pasado fueran liberadas por sus captores en el municipio de Malambo (Atlántico).

Las víctimas fueron identificadas como Luis Amador Pérez Vásquez, coordinador de la Casa de la Cultura de la alcaldía de Valledupar y mánager de artistas musicales; y el mensajero Sergio Mario Carrillo Padilla, quienes fueron abandonados en el municipio y, por sus medios, se desplazaron y presentaron ante las autoridades para denunciar el plagio.

Según se logró evidenciar, Pérez Vásquez fue contactado el 7 de agosto pasado vía Whatsapp para contratar un evento social. La cita para cerrar el negocio se pactó en el municipio de Malambo (Atlántico), y el pago del contrato fue acordado en una finca de este municipio.

Desde Barranquilla el empresario se comprometió con el contratista a desplazarse hasta la empresa Acondesa, ubicada en la vía oriental que conduce de Malambo a Sabanagrande. Allí las víctimas fueron abordadas por tres hombres, uno de ellos portando un revólver.

Tras identificarse inicialmente como guerrilleros y luego como integrantes del Clan del Golfo, los secuestradores habrían exigido el pago de 50 millones de pesos por la liberación de los plagiados. Finalmente, se acordaría el pago de 10 millones los cuales debían ser consignados a través de una empresa de mensajería.

En el procedimiento no se dieron capturas.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

MAG/MRL