Servidores pertenecientes al CTI de la Fiscalía Seccional Risaralda capturaron en la vereda La María de Calarcá (Quindío), a Mario de Jesús Jaramillo Zapata, sentenciado por el  Juzgado Promiscuo del Circuito a 33 años y 4 meses de prisión por el homicidio de un suboficial del Ejército.

Jaramillo Zapata fue condenado por solicitud de la Fiscalía 23 Seccional por hechos ocurridos en marzo de 2009 en la vereda San Rafael del municipio de Apía (Risaralda), donde en medio de una riña con un cabo tercero del Ejército, que se encontraba de permiso, le propinó una herida con arma blanca en el corazón que le causó la muerte de manera instantánea.

El hombre se mantuvo prófugo de la justica durante cinco años, se ocultó en los municipios de Tuluá (Valle) y Calarcá, en este último manejaba una tienda de barrio; tratando de dar con su paradero los investigadores del CTI encontraron una fotografía de él en compañía de su esposa en una red social en Internet, de esta forma se estableció el lugar donde se encontraba para efectuar su captura.

El condenado fue recluido en la cárcel para varones de Armenia (Quindío).

DMH/DLBM