La Fiscalía General de la Nación les imputó los delitos de homicidio agravado y tortura agravada.

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento en centro carcelario a los patrulleros Harvy Damián Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, quienes estarían involucrados en la muerte de Javier Humberto Ordóñez Bermúdez, ocurrida el pasado 9 de septiembre en el noroccidente de Bogotá.

Durante las audiencias realizadas virtualmente, un fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos imputó a los dos uniformados los delitos de homicidio agravado y tortura agravada. Los cargos no fueron aceptados por los procesados.

El material probatorio y los testimonios dan cuenta de que Rodríguez Díaz y Lloreda Cubillos habrían realizado el procedimiento policial frente al conjunto residencial en el que vivía el señor Ordóñez Bermúdez, y coordinaron su traslado hasta el CAI de Villa Luz, en la localidad de Engativá.

En este punto, al parecer, hubo otras actuaciones que desencadenaron la muerte del estudiante de derecho, como lo precisó el informe de necropsia realizado por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

De acuerdo con los lineamientos definidos por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, este proceso investigativo continuará para garantizar el pleno esclarecimiento de lo ocurrido.

La Fiscalía General de la Nación hace pública esta información por razones de interés general.

LAGP/JARG