Como responsable del homicidio agravado de sus abuelos maternos, el procesado Juan Manuel Hernández Cardona fue sentenciado a 23 años y diez meses de prisión por el Juzgado Promiscuo del Circuito de Quinchía (Risaralda), con función de conocimiento, tras avalar el preacuerdo entre la Fiscalía y la defensa.

La investigación se deriva de los hechos acaecidos el 19 de febrero último en la finca El Edén, vereda Guática Viejo de la mencionada población de Risaralda, donde uno de los hijos de Manuel Ignacio Cardona Marín y María Ofelia Sierra Ramírez, de 76 y 82 años, respectivamente, los encontró degollados y con varias heridas de arma blanca.

Las evidencias físicas y los elementos materiales probatorios recaudados, el arma utilizada para perpetrar el crimen y la ropa ensangrentada de el autor material, obligaron al hoy condenado a reconocer su responsabilidad en el doble crimen.

Hernández Cardona, de 20 años de edad, purgará su condena en la cárcel de varones La 40 de Pereira, donde permanece desde el 20 de febrero último cuando fue aprehendido.

Compartir