El Juzgado Penal del Circuito Especializado de Ibagué, con función de conocimiento, sentenció a Nelson Cárdenas Millán, alias Don Carlos, a 12 años de cárcel y multa de 2.700 salarios mínimos legales mensuales vigentes, como cabecilla de la organización criminal “Cordillera”.

La Fiscalía demostró la responsabilidad del procesado en los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico, en concurso con fabricación, tráfico o porte de estupefacientes. Cárdenas Millán se encargaba de los expendios de estupefacientes del sector de Cuba en Pereira (Risaralda).

Según la investigación de la Fiscalía Tres Especializada, alias Don Carlos sucedió a su hermana Carmen Tulia Cárdenas Millán, alias La Mona, en la jefatura de la banda, luego de que la mujer fuera aprehendida, procesada y condenada en 2010.

El sentenciado, de 42 años de edad, es prófugo de la justicia.

Compartir