Dentro de los detenidos se encuentran dos policías activos y uno retirado. Contra la estructura figuran investigaciones activas por el mismo delito en municipios de Caldas, Cesar, La Guajira y Meta

Bajo la coordinación de un fiscal en Ibagué (Tolima), adscrito a la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, servidores de la Dijín lograron identificar e individualizar a 5 personas que presuntamente conforman un grupo delincuencial dedicado al hurto en diferentes modalidades en los departamentos de Tolima, Huila, Caldas, Cesar, La Guajira, Cundinamarca y Meta.

A través de interceptaciones telefónicas, entrevistas, reconocimientos en álbumes fotográficos, búsquedas selectivas en bases de datos, inspecciones judiciales, análisis link, entre otras actividades propias de policía judicial, el ente acusador evidenció la posible participación de la estructura en por lo menos 25 hurtos de 35 planeados, entre los años 2017 y 2018, en establecimientos comerciales, residencias y a personas bajo la modalidad de fleteo.

Entre los hechos que se les atribuyen están la tentativa de hurto a la planta de sacrificio de Pitalito (Huila) el 3 de noviembre del año pasado, cuando supuestamente tenían planeado llevarse la suma de $1.500 millones, y el hurto a una vivienda en Bogotá en el barrio Libertador un año después, de donde sustrajeron $40 millones en efectivo.

De igual manera, se presume su participación en el hurto a la residencia de un agente retirado de la Policía el 14 de julio del año pasado, en el barrio Rincón Piedra Pintada de la capital tolimense, donde 4 sujetos vestidos con prendas de una empresa de mensajería reconocida del país intimidaron con arma de fuego a sus ocupantes para llevarse $4’200.000 en efectivo y un celular avaluado en $400.000.

Para el caso de hurtos en residencias o locales comerciales, su modalidad era el uso de la denominada ‘ventosa’, rompiendo paredes aledañas al sitio objetivo, ingresando por las ventanas o techo de los inmuebles, o incluso por las mismas puertas principales.

Para ello desactivaban los circuitos de seguridad como alarmas y cámaras, contando con los conocimientos de uno de los presuntos integrantes quien es ingeniero, y también usaban armas de fuego para amedrentar a las víctimas y ponerlas en estado de indefensión.

Entre las personas capturadas se encuentran dos funcionarios de la Policía Nacional adscritos para la fecha de los hechos al Departamento de Policía de Huila, e igualmente la de un exfuncionario de la misma institución, quien hizo parte del área de Patrimonio Económico del grupo Investigativo contra Atracos de la Sijín, de la Policía Metropolitana de Ibagué.

El rol de los uniformados —según el ente acusador— era el de contener a las autoridades, evitando que se hicieran rondas y así mantenerlos alejados mientras se cometía el hurto.

Los imputados por concierto para delinquir, hurto calificado y agravado y tentativa de hurto son los policiales Freddy Mauricio Sandoval Reyes y Fredy Carvajal Rodríguez, quienes aceptaron los cargos.

Por su parte, Miguel Obando Rodríguez, retirado de la Policía; Luis Fernando Pérez Díaz y James Peláez Ospina no aceptaron la imputación del ente acusador.

A esta hora se define la medida de aseguramiento en su contra, la cual, el delegado fiscal solicitó fuera restrictiva de la libertad en centro de reclusión.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

PAAM/DLBM