En dos procedimientos judiciales distintos, la Fiscalía General de la Nación logró la judicialización de tres personas investigadas por hurto a personas en Pereira.

Inicialmente, el Juzgado Tercero Penal Municipal de Pereira impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario a un ciudadano extranjero identificado como Erick José López González, quien le habría robado el celular a una madre que caminaba con su hija de ocho años.

Los hechos se presentaron el pasado 9 de enero, en el sector de Pinares, en el centro de la ciudad. El presunto asaltante habría amenazado a la víctima con un cuchillo y, al parecer, rasguñó a la niña para aumentar el nivel de intimidación y obligar a la mujer a entregar el teléfono.

El señalado delincuente fue capturado por unidades de la Policía Nacional. En audiencias concentradas, la Fiscalía le imputó hurto calificado y agravado, los cargos fueron aceptados.

El otro caso también se registró el 9 de enero, en la misma zona, en el sector de Pinares, a las 7:40 p.m.

Ingris Paola Mesa Maestre y Humberto Álvarez Cardona fueron capturados por presuntamente hurtar un celular avaluado en $1’300.000.

La pareja fue imputada por hurto calificado y agravado. Los cargos no fueron aceptados.

Los testigos aseguraron que el hombre intentó lesionar a la víctima en el pecho con un cuchillo; mientras que su cómplice, supuestamente, le retorció el brazo para quietarle el teléfono móvil. La intervención de la comunidad permitió la oportuna reacción de las unidades de la Policía.

En las audiencias concentradas, la Fiscalía solicitó que los procesados fueran enviados a prisión. Por disposición del juez de control de garantías, Mesa Maestre y Álvarez Cardona recibieron medidas no privativas de la libertad. Los dos seguirán vinculados a las investigaciones.

La Fiscalía General de la Nación hace pública esta información por razones de interés general.

LMGM/JARG