Dos policías serán judicializados por hechos ocurridos el 15 de septiembre del presente año, en un puesto de control en Cali. Los dos uniformados habrían dado la orden de alto a un ciudadano que se movilizaba en un vehículo y le exigieron los documentos de identificación, pero como el conductor no los llevaba, permitieron que fuera a la casa para conseguirlos.

De acuerdo con los elementos recopilados por la Fiscalía, cuando el hombre regresó con los papeles los policías se quedaron con ellos y, al parecer, exigieron $100.000 para regresarlos.

En las próximas horas, un fiscal de la Unidad de Administración Pública de Cali presentará a los funcionarios ante un juez de control de garantías y les imputará el delito de concusión.

MAP/JARG

 

Compartir