Luego de acoger la solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías de Tuluá (Valle del Cauca) envió a la cárcel a Stiven Chantre Quijano, como presunto responsable de evadir la detención domiciliaria que le habría sido otorgada por el Juzgado 2 de Ejecución de Penas de Pereira (Risaralda).

El hombre fue capturado en flagrancia cuando se encontraba en la terminal de transportes del municipio en mención, por investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Seccional Valle del Cauca y la Policía Nacional.

Según el ente acusador, Chantré Quijano se encontraba muy lejos de su domicilio ubicado en el Barrio Puerto Caldas de Pereira (Risaralda), donde gozaba de prisión domiciliaria por cuenta del Juzgado 2 de Ejecución de Penas de esa localidad, encontrándose sin permiso de la autoridad competente para estar fuera de su casa, y en otro departamento y municipio.

En las audiencias preliminares, la Fiscalía le formuló imputación de cargos al capturado por el delito de fuga de presos.

Estas acciones se encuentran enmarcadas dentro de la estrategia institucional de seguridad ciudadana del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, para combatir grupos y personas dedicadas a la comisión de conductas punibles en el país. 

La Fiscalía General de la Nación pública esta información por razones de interés general. 

MAP/SMLR/MG

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.