La Sala Penal del Tribunal Superior de Pereira (Risaralda) confirmó la condena de 10 años de prisión contra Cristian Grajales, proferida en primera instancia, por el delito de tentativa de homicidio del que fue víctima Andrés Urdaney Blandón.

El Juzgado 5° Penal del Circuito, con funciones de conocimiento, había proferido dicha condena el 16 de mayo del año 2013.

El hecho ocurrió el 31 de diciembre de 2010, a eso de las 4:00 de la mañana, cuando la víctima y varios amigos salieron de un bar, ubicado en el Parque Olaya a la altura de la carrera 15 bis con calle 19 de la capital risaraldense, y se encontraron con Grajales quien también iba a acompañado de varios amigos.

Según lo establecido, Cristian Grajales empezó a insultar a Blandón y sin mediar palabra lo apuñaló con un destornillador a la altura del pulmón izquierdo. Uno de sus amigos, quien se convirtió en testigo clave del hecho, quiso intervenir pero el condenado lo amenazó con hacerle lo mismo, por lo que se hizo a un lado.

Mientras trataban de atender a la víctima, el acusado de 26 años se retiró del lugar y regresó segundos después con un arma de fuego; pero el afectado en ese momento era llevado a un centro asistencial, lo que impidió que el hecho se tornara aún más grave.

 

PAAM/DLBM

 

Compartir