El uniformado exigió dinero para devolver una motocicleta incautada.

A 108 meses de prisión y una multa de 66.66 salarios mínimos legales mensuales vigentes fue condenado el patrullero de la Policía Nacional Milton Fabián Román, quien fue encontrado responsable por los delitos de concusión y peculado por apropiación.

Así lo dispuso el Juzgado 20 del Circuito con funciones de conocimiento luego de que la Fiscalía demostrara que el hoy sentenciado, en abril de 2015, pidió $800.000 para devolver una motocicleta que había sido incautada, pero que nunca fue dejada a disposición de la autoridad competente.

El patrullero fue capturado con orden judicial en mayo de 2016, tiempo en el cual fue judicializado  y privado de la libertad en su lugar de residencia, por determinación de un juez de control de garantías.

El juez de conocimiento negó todo tipo de beneficio para Román, quien deberá cumplir la pena en establecimiento carcelario.

La Fiscalía General de la Nación publica esta información por considerarla de interés general.

 

MAP/MAGA