El anciano Joaquín Emilio Torres Echeverry, de 77 años, fue sentenciado a 12 años  y seis meses de prisión por el Juzgado Primero Penal del circuito de Pereira por haber violado a un niño de 12 años de edad.

Los hechos investigados sucedieron varias veces durante 2009 en el barrio Colinas del Triunfo, de Pereira, donde Torres accedió carnalmente al menor, quien era vecino suyo.

El hombre les pidió permiso a los padres de la víctima para que le ayudara a cargar ladrillos para un arreglo que hacía en su casa y a cambio le daba dinero. Esta fue la excusa para cometer los abusos.

Los padres del niño denunciaron el caso después de que otro menor que lo reemplazó salió corriendo cuando lo iba a manosear. Torres aceptó los cargos.

Por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, en concurso con acto sexual abusivo con menor de 14 años, el sentenciado está detenido en la Cárcel La 40 de esta ciudad.

Compartir