La sentencia, en virtud del preacuerdo, lo inhabilita indefinidamente a contratar con el Estado

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el juez 14 penal del circuito de conocimiento de Bogotá sentenció a 60 meses de prisión al contratista Andrés Cardona Laverde, dentro de la investigación que se le adelantaba por el caso Tunjuelo-Canoas.

El empresario aceptó —mediante preacuerdo— su responsabilidad de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho por dar u ofrecer en calidad de coautor.

De acuerdo con la argumentación del delegado acusador, Cardona Laverde puso a su empresa ACC Ingeniería a subcontratar con el Consorcio Canoas por un valor de 2.000 millones de pesos, en el cual se derivaron sobrecostos por más de 600 millones de pesos.

Dentro de la misma sentencia, deberá cancelar 127, 8 salarios mínimos legales mensuales vigentes y quedó inhabilitado para el ejercicio de derechos y funciones públicas de 68 meses, así como inhabilitado permanentemente para contratar con el Estado.

Los hechos se relacionan con la selección irregular de un contratista del túnel del sector Tunjuelo – Canoas en Cundinamarca, obra diseñada para facilitar la descontaminación del Río Bogotá, calculada en 244.000 millones de pesos aproximadamente.

Por último, respecto al delito de cohecho por dar u ofrecer, la Fiscalía se lo endilgó tras establecer que el procesado había ofrecido el 6 por ciento del valor del contrato y que fue entregado a los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas como comisión, por la adjudicación del mismo.

La pena contempla la privación de la libertad en la Cárcel Nacional Modelo, ubicada en el sur de la capital.

CMRM/DLBM