Diego Alejandro Ramírez Ramos, un interno del centro carcelario de Santa Rosa de Cabal (Risaralda), fue capturado por funcionarios del CTI cuando al regresar de un permiso pretendía ingresar estupefacientes al establecimiento penitenciario. Al hombre se le detectaron 16 cápsulas tipo dedil que había ingerido.

El detenido se encontraba purgando una condena de 7 años por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y había salido a disfrutar de un permiso de 72 horas.

Los servidores de policía judicial adelantaron labores investigativas en coordinación con el Inpec, lo que permitió que al detenido se le tomaran varias placas radiográficas que evidenciaron que tenía dentro su organismo las cápsulas con sustancia estupefaciente.

En audiencias concentradas Ramírez Ramos aceptó los cargos imputados por la Fiscalía y continúa en el mismo centro penitenciario a la espera de la condena por este nuevo hecho.

A esta hora continúa en el hospital San Vicente de Paúl de la Ciudad de Las Araucarias expulsando la droga, por lo que aún no se ha determinado la cantidad que llevaba. Lo que se presume es que además de cocaína llevaría bazuco y marihuana.

 

PAAM/DLBM

Compartir