Por solicitud de la Fiscalía, el Juzgado 6º Penal Municipal de Ibagué, con función de control de garantías, dictó medida de  aseguramiento domiciliaria, al ser madre cabeza de familia, a Sandra Milena Castillo Jiménez por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de extorsión.

Militares materializaron la orden de captura emanada por el Juzgado Sexto Penal Municipal con función control de garantías contra Castillo Jiménez, quien ya cumplía detención domiciliaria por terrorismo.

La víctima recibió una llamada al celular el 10 de diciembre del 2013 para informarle que a uno de sus sobrinos lo retuvieron en un puesto de control policial porque escondía un arma en la maleta y si no enviaban por una empresa de giros la suma de 500 mil pesos para el patrullero que había hecho la catura, lo encarcelarían en el Coiba de Picaleña. El dinero fue consignado.

 

CRV / AAEA

 

 

Compartir