Juez le dio domiciliaria por ser madre de una menor de 2 años.

Con medida de aseguramiento consistente en detención domiciliaria, fue cobijada Erika Vanesa Lizarazo Posso, señalada de expender sustancias estupefacientes en Tuluá (Valle del Cauca).

Así lo determinó el Juzgado Promiscuo Penal Municipal, con funciones de control de garantías de Bugalagrande (Valle del Cauca), acogiendo la petición de la Fiscalía General de la Nación.

La mujer, de 23 años de edad, fue sorprendida por las autoridades en el barrio La Inmaculada del municipio en mención, cuando al parecer vendía estupefacientes en esa zona. La hoy procesada tenía consigo 430 papeletas de bazuco, con un peso neto de 87 gramos; así como $178.600 pesos en efectivo, presumiblemente producto de la venta ilícita de la sustancia.

El juez legalizó la captura de Lizarazo Posso y avaló la formulación de cargos realizada por la Fiscalía, por el delito de fabricación, tráfico o porte de estupefacientes.

La mujer debe cumplir la medida de aseguramiento en el lugar de residencia, dado que es madre cabeza de familia de una menor de 2 años de edad.

MAP/DLBM

Compartir