En la explosión murió un niño de 13 años y fueron lesionados dos de sus familiares.

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado 24 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra del taxista Juan Camilo Calle Montoya, como presunto responsable de la detonación de una granada que dejó como consecuencia a un menor de 13 años de edad fallecido y lesionados a María Esneda Cano Vélez, de 52 años de edad, y a Mateo Castaño Cano, de 21 años.

El 23 de noviembre de 2018 en el barrio Santa Rosa de Lima, de la Comuna Trece de Medellín, las víctimas llegaron de visita adonde un familiar, cuando desde un taxi que estaría conduciendo Calle Montoya, lanzaron la granada que causó la muerte del menor y dejó heridos a sus dos familiares.

Según los investigadores, el ataque, que además causó daños materiales en las casas aledañas a los hechos, estaría relacionado con disputas entre bandas criminales.

De acuerdo al dictamen médico legal, María Esneda Cano Vélez tuvo una incapacidad de 140 días y Mateo Castaño Cano incapacidad de 21 días, ambos presentaban lesiones por mecanismo explosivo.

El investigado no aceptó los cargos imputados por los delitos de homicidio agravado, 2 tentativas de homicidio agravado, terrorismo, porte ilegal de armas de fuego de uso privativo de las fuerzas militares agravado.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

 

NAMT/DLBM