Ante un juez con función de control de garantías, la Fiscalía imputó cargos en contra de Ronald Mauricio Contreras Flórez, alcalde municipal de Pamplona (Norte de Santander), y de Geider Said Acero Bastos, secretario de Gobierno de esa población, por incurrir presuntamente en los delitos de peculado por apropiación y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

El mandatario local y su secretario de Gobierno son investigados por las posibles inconsistencias halladas en el contrato celebrado el 24 de octubre de 2016, entre el municipio y la Corporación Vida y Progreso, con el objeto de fomentar entre las víctimas del conflicto armado la creación de proyectos productivos sostenibles por un monto de 169 millones de pesos.

La Fiscalía solicitó la imposición de medida de aseguramiento intramuros en contra de los funcionarios, pero el juez  les concedió la detención domiciliaria.

DRAO/DLBM

Compartir