Un juez de Ibagué cobijó con medida de aseguramiento en centro carcelario a un vendedor de helados de 54 años de edad a quien la Fiscalía Seccional le imputó los delitos de acceso carnal violento y acto sexual violento con menor de 14 años, agravados por la omisión por parte del implicado de cuidado, protección y amparo de los derechos de su hija. A esto se sumó el que la niña presenta un leve déficit cognitivo.

La denuncia que motivó la investigación fue radicada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar  (ICBF) tras conocer un informe entregado por la madre sustituta de la menor en el que narra la versión entregada por la niña, en cuanto a que su padre la tocaba de manera inapropiada en sus partes íntimas, la besaba y le realizaba actos sexuales propios de personas adultas.

Según lo dicho por la infante, quien para la época de los hechos tenía 6 años de edad, a pesar de oponerse a los actos y abusos de su progenitor, este supuestamente la amenazaba con golpearla si contaba lo sucedido.

La Fiscalía sustentó su petición para que al implicado le fuera impuesta la medida de aseguramiento intramural en las entrevistas con la víctima, la valoración médica y psicológica; al igual que en los testimonios de la denunciante y la abuela de la niña quien notó que algo sucedía.

El implicado, quien no aceptó los cargos, fue capturado en la invasión Rincón de La Virgen en el barrio Santofimio de la capital del Tolima, por servidores de Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía Seccional Tolima adscritos al Centro Integral de Atención a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas).

La Fiscalía pública esta información por considerarla de interés general.

 

PAAM/MAGA

Compartir