A la cárcel con medida de aseguramiento fue enviado un hombre de 62 años, señalado por la Fiscalia como presunto responsable del abuso sexual de su propia hija desde que ella tenía 10 años de edad.

Los hechos ocurrieron entre los años 2008 y 2013, cuando se presume que el hombre aprovechó las visitas de la menor a su casa —las cuales fueron concertadas después de la separación de la pareja de esposos— para abusar de ella.

La menor quedó embarazada en el 2013, por lo que se vio obligada a contarle a su madre lo que estaba sucediendo. Esta denunció los hechos y logró que el presunto agresor fuera enviado a la cárcel; sin embargo, quedó en libertad por vencimiento de términos en el año 2017.

El ente acusador continúo el proceso y recapturó al investigado el pasado lunes 20 de mayo en zona rural de Girón (Santander).

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

DRAO/DLBM