El Juzgado 11 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Juan David Castro Posso, de 35 años de edad, como presunto responsable de maltratar física y psicológicamente a su ex pareja sentimental en presencia de la niña de 10 años de edad.

Según la denuncia instaurada por la víctima, de 38 años de edad, la relación sentimental comenzó desde el año 2010, y en el año 2017 decidieron vivir juntos, en compañía de la hija de la mujer.

En el año 2017, Castro Posso llegó a su casa drogado y habría golpeado a su compañera sentimental delante de la pequeña. Dos días después de estos hechos el presunto victimario, al parecer, entró al inmueble insultando a la mujer y manifestando que tenía un amante, buscaba debajo de la cama y hasta en la nevera y luego intentó ahorcarla. Ella logró huir del lugar con su hija.

Un mes después la mujer enamorada y confiada en que Castro Posso iba a cambiar, de nuevo se fue a  vivir con él, pero en un ataque de celos y posiblemente bajo el efecto de sustancias alucinógenas de nuevo intentó asfixiarla hasta dejarla inconsciente.

La víctima manifestó en su denuncia que siempre que su pareja la maltrataba le pedía disculpas y le prometía que iba a cambiar. No obstante, esa conducta fue reiterativa, incluso en una ocasión el hombre intentó lanzarla al vacío desde un piso 14.

También, dijo la mujer que los celos de su pareja eran tan enfermizos que le revisaba el celular y todas sus pertenencias, la insultaba, la golpeaba y hasta le olía todo su cuerpo para asegurarse que no hubiera estado con otro hombre.

El 1 de agosto del presente año, Juan David Posso citó a la víctima en un hotel del centro de la capital antioqueña donde este residía y ella aceptó la invitación. Cuando la mujer llegó, él le revisó su celular, se lo lanzó en el rostro y se presume que la agredió verbalmente. Al ver esta reacción ella le dijo que se acostaran a dormir, pero al parecer él continuó con las agresiones. Dos personas entraron a la habitación y la auxiliaron. Por estos hechos la víctima tuvo incapacidad médico legal de 15 días.

La mujer les manifestó a los funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación que su expareja la llama constantemente en las madrugadas para amenazarla de muerte.

A la víctima le realizaron un examen de riesgo para medir los niveles de peligro que tiene frente a su ex pareja y las conclusiones del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses fue riesgo extremo de violencia mortal.

El investigado no aceptó los cargos por el delito de violencia intrafamiliar agravada en concurso homogéneo y sucesivo.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

NAMT/DLBM