En el barrio Potrero Grande, en Cali (Valle del Cauca), la Policía Nacional pretendía inmovilizar varias motocicletas en las que supuestamente se movilizaban algunos pandilleros, y Anderson Colorado Mejía, de 25 años de edad, habría disparado el aire un arma de fuego para evitar que los uniformados cumplieran con su deber.

El hombre fue capturado por varias patrullas de la policía que controlaron la situación y evitaron que afectara a varios habitantes del sector. Como evidencia, el arma utilizada por el señalado agresor fue encontrada en el lugar de los hechos.

Durante las audiencias concentradas la Fiscalía imputó a  Colorado Mejía como presunto autor del delito de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones. El juez de control de garantías avaló la formulación de cargos e impuso medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento carcelario.

JGPV/JARG

Compartir