La Fiscalía lo investiga también como determinador de dos ataques terroristas contra la Policía Nacional en ese puerto de Urabá.

La Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento intramuros en contra de Héctor Emilio Palacio Tapia, de 39 años de edad, alias el Chavo u Ocho, como presunto responsable de concierto para delinquir agravado, cinco homicidios agravados y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal agravado, en concurso homogéneo y sucesivo.

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales y la Dijín de la Policía Nacional, el procesado sería el segundo comandante del Bloque Central Urabá que delinque en los municipios antioqueños de Turbo, Necoclí y San Pedro de Urabá, así como en Valencia (Córdoba).

Mediante interceptación de comunicaciones y labores investigativas, se estableció que entre los meses de febrero y marzo de 2017, Palacio Tapias habría ordenado la muerte de Jhonatan David Moreno Corrales, Alirio Moya Uribe, Edwin Alberto Zapata Gutiérrez y Cristian Camilo Porras Romaña.

Este último fue baleado el 12 de febrero de 2017 en el barrio Las Malvinas del municipio de Turbo. En el hecho también falleció su madre Levis María Porras Romaña, quien atravesó su cuerpo para tratar de proteger la vida de su hijo.

Las víctimas fueron señaladas de conformar pandillas y de cometer hurtos en el municipio de Turbo.

Alias el Chavo u Ocho fue capturado este sábado santo en el casco urbano de Valencia (Córdoba) por uniformados de la Dijín, componente Agamenón, con el apoyo del Gaula Militar de la Brigada XI del Ejército Nacional.

El investigado no se allanó a los cargos imputados y fue cobijado con la medida restrictiva de la libertad por el Juzgado Primero Municipal Ambulante de Antioquia, con fines de control de garantías.

La Fiscalía lo investiga además por homicidios de otros jóvenes en el citado puerto y por dos ataques terroristas contra patrullas de la Policía Nacional, en el que fallecieron 9 uniformados.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

LFML/DLBM