Pruebas técnicas y testimoniales presentadas por la Fiscalía, permitieron al Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Medellín, sentenciar a 25 años de prisión cada uno, a ocho integrantes de una banda dedicada a extorsionar a comerciantes informales y organizados del centro de la capital antioqueña.

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal especializado de Medellín con el apoyo de investigadores del Gaula de la Policía Nacional, entre los años 2005 y 2009, los hoy sentenciados cobraban a vendedores ambulantes, estacionarios y fijos, sumas de dinero semanal que oscilaban entre los 10 mil y los 70 mil pesos, para dejarlos trabajar.   Con el fin de dar apariencia de legalidad a las vacunas,  los delincuentes crearon una falsa convivir denominada Asociación de Vigilancia Particular, Asovipa.

Durante los operativos de allanamiento y captura efectuados en abril de 2009, los investigadores se incautaron de celulares e información contable sobre las víctimas y la cantidad de dinero que debían pagar por las extorsiones.  También fueron hallados panfletos amenazantes a nombre de la banda delictiva Águilas Negras.

La investigación evidenció que los vendedores de  minutos a celulares, debían pagar entre 8 y 10 mil pesos semanales por utilizar un espacio de un metro cuadrado.

Con la decisión fueron afectados Héctor Adrián Bedoya Arango, alias Cuello, presunto cabecilla de la banda; Wilton Yudiston García Buitrago, alias García; Diomer Escobar Quintero, alias Gomelo; Óscar Darío Restrepo Torres, alias Óscar; Luis Arturo Castaño Marín, alias Arturo; Néstor Aníbal Cárdenas Caro, alias Nano; Elkin de Jesús Pineda Pineda, alias Pineda, y Martha Ligia Múnera Monsalve, alias La Mona; quienes fueron hallados responsables de extorsión agravada en concurso homogéneo y sucesivo, y concierto para delinquir agravado.

La defensa y la Fiscalía apelaron la decisión de primera instancia ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.

Compartir