El Juzgado Primero Penal del Circuito de Medellín, con funciones de conocimiento, avaló el preacuerdo celebrado entre las partes y condenó a 20 años de prisión a la líder de restitución de tierras de Urabá, Rosiris del Carmen Ibáñez Rivas, por el homicidio del también reclamante David de Jesús Góez Rodríguez.

Góez Rodríguez, líder de restitución de tierras en la zona de Tulapas del municipio de Turbo (Antioquia), fue ultimado por sicarios en el occidente de Medellín el 23 de marzo de 2011, cuando cumplía una cita con la hoy sentenciada. Los investigadores establecieron que Ibáñez Rivas recibió dinero de la banda “Los Urabeños” para informar sobre la ubicación de la víctima, quien reclamaba tierras en una zona estratégica para la producción y tráfico de estupefacientes.

La procesada aceptó los cargos que le formuló un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y DIH por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir. Su captura la realizó el 28 de agosto de este año la Dijin de la Policía Nacional y está recluida en la cárcel El Pedregal de la capital antioqueña.

Compartir