La Fiscalía presentará en las próximas horas ante un juez de control de garantías de Apartadó (Antioquia) a nueve personas, cinco militares y cuatro civiles, detenidos este martes con 600 kilos de cocaína en un procedimiento del Ejército Nacional efectuado en las afueras del municipio de Mutatá (Urabá antioqueño).

De acuerdo con lo establecido, los hoy indiciados tienen nexos con la banda “Los Urabeños” y los militares aprehendidos, un oficial, un suboficial y tres soldados, están adscritos a unidades con sede en Medellín.

Todos los aprehendidos iban con camuflados y se desplazaban en una camioneta turbo con destino al también municipio antioqueño de Chigorodó. Las autoridades, entre ellas la Dijin, aparte del alcaloide también se incautaron de ochos fusiles, una pistola automática y prendas de uso militar.

Está previsto que en la tarde de este miércoles un fiscal de la Unidad Nacional contra Bandas Criminales, Bacrim, impute cargos por narcotráfico, concierto para delinquir agravado, y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas, entre otros delitos, y solicite al juez de garantías la imposición de una medida de aseguramiento.