Entre las capturas se destaca la de tres personas que conformarían una organización delincuencial.

Seis personas que habrían reclamado dineros producto del constreñimiento a ciudadanos del Tolima, fueron judicializadas por la Fiscalía General de la Nación, a través de dos despachos delegados ante el Gaula de la Seccional Tolima.

Los detenidos fueron capturados por cuatro casos aislados en un trabajo articulado entre servidores del CTI componente Gaula Militar y la Policía Nacional.

Entre los detenidos se encuentran tres mujeres detenidas de manera independiente y un grupo de tres personas a quienes una fiscal especializada les enrostró el punible de concierto para delinquir con fines de extorsión.

En la mayoría de los casos las víctimas fueron engañadas vía telefónica con falsa información relacionada con que algún pariente estaba involucrado en un accidente de tránsito y podría ir a la cárcel, y para evitarlo debían enviar a nombre de terceros diferentes sumas de dinero.

La banda de los Cofla

Juan Sebastián Mahecha Barragán, alias Piquiña; Juan Fernando Varón Flórez, alias Gocho, y Leydi Jineth Varón Flórez, fueron detenidos por el Gaula de la Policía Nacional en un operativo realizado de manera simultánea en Bogotá y el municipio tolimense de Honda, por su presunta pertenencia a un grupo de delincuencia organizada denominado La banda de los Cofla.

En la imagen se encuentran tres personas detenidas con miembros del CTI, Gaula Militar y Policía Nacional del grupo Gaula. Detrás suyo, pendones alusivos a la Policía Nacional y el Ejército.
La banda de Cofla, se dedicaría a extorsionar ciudadanos del norte del Tolima. Tres de sus presuntos integrantes fueron detenidos.

Según el ente acusador, se dedicarían a extorsionar a habitantes del norte del departamento del Tolima principalmente en el municipio de Honda, llegando al punto de realizar disparos contra establecimientos de comercio donde administradores y dueños se han negado a acceder a sus exigencias.

Dentro de este mismo caso se adelantó audiencia de formulación de imputación de cargos en contra de Jhon Franklin Varón Flórez, quien se encuentra recluido en un centro carcelario por otros hechos.

Todos fueron afectados con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

Cobraron el dinero

Entretanto, las autoridades lograron la captura de Mireya Yirleyth Pascua Muñoz, Mary Luz Cárdenas Marín y José Albeiro Ortiz Rodríguez.

En la imagen se ve una mujer detenida con un funcionario del CTI y otro del Ejército. Al fondo dos pendones de la Fiscalía y el Ejército.
Mireya Yirleyth Pascua Muñoz, asegurada por extorsión.

Los procesados de 28, 40 y 38 años de edad respectivamente, fueron detenidos por el delito de extorsión agravada ocurridos en hechos aislados.

En la imagen se ve una mujer detenida con tres funcionarios del CTI, el Ejército y la Policía Nacional. Detrás suyo hay dos pendones de la Fiscalía y el Ejército.
Mary Luz Cárdenas Marín fue imputada por extorsión al reclamar dinero producto del ilícito. No le fue impuesta medida de aseguramiento.

La primera es señalada de realizar retiros de las consignaciones producto del ilícito bajo la modalidad de tío-tío o falso familiar ejecutado a través de llamadas hechas desde la cárcel en el año 2016. Fue privada de la libertad en centro de reclusión como medida preventiva.

La segunda, de haber cobrado en el año 2014 la suma de $650 mil que fue enviada por una víctima de 38 años de edad residente en Ibagué, a quien extorsionarían bajo la misma modalidad. No le fue impuesta medida alguna, pero deberá seguir compareciendo al proceso.

En la imagen se ve un capturado con dos funcionarios del Gaula Militar y el CTI.
José Albeiro Ortiz Rodríguez fue afectado con medida de aseguramiento carcelaria por su presunta participación en el delito de extorsión.

Finalmente, Ortiz Rodríguez quien fue detenido por personal del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) componente militar Gaula en San Antonio (Tolima), es señalado de haber participado este año en las exigencias económicas que se le hicieran a comerciantes y campesinos a cambio de no atentar contra su vida y las de sus familias, identificándose supuestamente como el comandante Pipas de las disidencias de las Farc.

Al procesado se le impuso medida de aseguramiento intramuros.

Ninguno aceptó haber cometido los hechos por los que fueron imputados.

La Fiscalía habla con resultados.

 

 

 

 

 

PAAM/FAGH/MP/DST

 

 

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.