Un fiscal de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública, de la Dirección Seccional Bogotá, imputó ante el Juez Sexto de control de garantías de la ciudad a Oscar Augusto Sánchez Jaramillo, exsecretario de Educación de Bogotá, por incurrir presuntamente en el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

La decisión se relaciona con los hechos ocurridos entre los años 2012 y 2013, cuando la Secretaría de Educación Distrital suscribió un total de 133 convenios de asociación en cuantía de $355.616.735.650. Quince de ellos fueron adjudicados a la Caja de Vivienda Compensar por un valor de $303.464.391.144, el cual corresponde al 85% del total de la inversión realizada bajo la modalidad de contratación directa, lo cual viola el principio de selección objetiva y la Ley 80 de contratación.

El objetivo era “aunar esfuerzos institucionales, administrativos, financieros, técnicos, y logísticos que contribuyan al acceso y la permanencia de niños, niñas y jóvenes en el sistema educativo, a través de acciones alimentarias asociativas dirigidas a la población escolar de los colegios oficiales priorizados por la secretaria de educación distrital, cumpliendo los lineamientos técnicos y estándares establecidos y acordados, para la ejecución y el fortalecimiento del programa de alimentación escolar”.

El 22 de noviembre de 2016 la Fiscalía presentó escrito de acusación en contra de las exfuncionarias de esa cartera distrital Gloria Mercedes Carrasco Ramírez, Nohora Patricia Buriticá Céspedes y María Cristina Valderrama Blanco, por los mismos hechos.

 

 

LMFO/DLBM

Compartir