En los dos casos conocidos los caninos murieron.

 

Fiscales del Grupo Especial para la Lucha Contra el Maltrato Animal (Gelma) presentaron ante jueces de control de garantías a dos hombres que, en hechos distintos, habrían causado graves afectaciones a perros en Santander y Tolima.

Ataque a ‘Max’

El 21 de enero de 2023, en una vivienda de la vereda La Renta, en Barrancabermeja (Santander), Daniel Andrés Aparicio presuntamente le causó la muerte a un perro llamado ‘Max’.

El material de prueba da cuenta de que el hombre llegó al inmueble para solucionar un supuesto altercado con uno de los habitantes del lugar. Al no recibir respuesta, habría sacado un arma blanca de un cuarto de herramientas y atacado al canino, causándole lesiones mortales en cabeza, abdomen y extremidades.

Por estos hechos el señalado agresor fue imputado por el delito de maltrato animal agravado.

Agresión a ‘Zenda’

El pasado 14 de octubre, en Ibagué (Tolima), Álvaro Rivera Cortés habría agredido gravemente a una canina de nombre ‘Zenda’. En la investigación se estableció que esta persona, al parecer, golpeó al animal en la cabeza con una pala porque ingresó a un parqueadero que administraba.

‘Zenda’ convulsionó y fue trasladada de urgencias a una clínica veterinaria, pero debido a la gravedad del estado de salud le fue aplicada la eutanasia humanitaria. Rivera Cortes fue imputado por el delito de maltrato animal agravado.

AMCJ/JARG/JMT/GELMA/

La Fiscalía habla con resultados.

 

La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.