Una Juez con funciones de Control de Garantías aseguró en establecimiento carcelario al ex subintendente de la Policía, Diego Fernando Calderón, y al particular Juan Carlos Garay Chimbí, por su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio agravado en concurso con homicidio agravado en grado de tentativa, hurto calificado y agravado y porte fabricación y tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares.

De acuerdo con la investigación a cargo de un fiscal antiterrorismo, el 21 de junio último los hoy imputados asaltaron un restaurante en la localidad de Kennedy y luego se enfrentaron a tiros con la Policía, uno de cuyos agentes, William Alexis Quiceno Sánchez, fue muerto, y otro fue herido.

Los procesados no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía y al finalizar las audiencias preliminares fueron remitidos a la Cárcel Nacional Modelo de Bogotá.