Un proyecto de ley que permita la realización del aborto en cualquier circunstancia durante las primeras doce semanas de gestación del embrión, será presentado por la Fiscalía General de la Nación con el fin de proteger y equilibrar de la mejor manera los derechos del niño por nacer y la mujer gestante.

La determinación de la Fiscalía surge con el objeto de proteger a las mujeres de los riesgos físicos y jurídicos que puedan estar adoptando cuando acuden a abortar sin que aparentemente se cumpla alguna de las tres condiciones impuestas por la Corte Constitucional.

Este tribunal señaló que las mujeres pueden abortar cuando el embarazo ha sido forzado (violación o inseminación no consentida, por ejemplo), corre riesgo la vida de la madre o el embrión tiene graves malformaciones que no lo hacen viable y sí podría poner en peligro la salud de la mujer el extender ese embarazo.

El Fiscal General de la Nación, Luis Eduardo Montealegre Lynett, señaló que si bien es cierto la Corte habló de la vida como un elemento que se debe tener en cuenta, hay que entender ese criterio pensando en que no solamente hay que hablar de  la afectación física o sicológica.

Hay que referirse también al proyecto de vida que la mujer pueda tener y que se podría ver afectado con el nacimiento de este embrión. Es decir, se habla de la vida de relación, que podría cambiar negativamente para la madre que sea obligada a tener ese hijo.

Por estas razones, el Fiscal General anunció, durante el foro Aborto legal en Colombia: presente y futuro, que presentará al Congreso un proyecto de ley ordinaria para desarrollar esta temática y permitir que a las tres causales existentes se le agregue una cuarta que sería la inexistencia de condicionamiento alguno para realizar el procedimiento.

“Actualmente –explicó Montealegre– ya está legalizado el aborto cuando existe riesgo para la vida de la mujer. La Corte Constitucional ha dicho que basta con el informe médico y ese informe médico, para efectos de la causal, también puede ser expedido por un sicólogo.

“Se debe hacer el análisis de la relación entre la causa del aborto, la necesidad del aborto y su relación con el proyecto de vida de la mujer”, es decir, cuando el proyecto de vida de una mujer puede ser truncado por el embarazo, se configura una causal del aborto.

Por esto, la Fiscalía General de la Nación emitirá una directiva para que, mientras se aprueba la ley en el Congreso, todos los fiscales del país tengan en cuenta el principio de buena fe de las mujeres que llegan a abortar y les crean cuando ellas afirmen que su vida se encuentra en riesgo. Se debe entender, reiteró Montealegre, que el concepto de vida trasciende del elemento fisiológico y sicológico para llegar incluso al criterio de vida de relación.

 

AAEA

Compartir