Después de un año de investigación, en un trabajo coordinado con la Dijin de la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación, capturó en Cúcuta a 31 personas en la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander) por permitir la circulación de contrabando entre Puerto Santander y Cúcuta.

Entre los capturados hay 16 miembros de la Policía Nacional, cuyos rangos corresponden a suboficiales y patrulleros, 3 miembros del ICA, 1 inspectora de Policía del sector y 11 particulares en Norte de Santander.

Estos 20 servidores públicos se unieron para que en el trayecto de esta ruta única del contrabando, en la cual hay dos estaciones de Policía, en Aguas Claras y Astilleros, dejaran pasar el contrabando.

La red operaba desde el 2014 y recibía cerca de 2 millones de pesos al día para permitir la circulación nocturna de camiones. Entre los artículos que se contrabandeaban hay gasolina, alimentos como arroz venezolano hacia Colombia y ganado hacia Venezuela.

De acuerdo con las investigaciones, se pudo establecer que los servidores del ICA cobraban 50 mil pesos por cada cabeza de ganado que no llevara los papeles en regla para poder transportar ese ganado hacia Venezuela

Asimismo, se pudo establecer que los miembros de la policía, para hacer ver a sus superiores que cumplían con su deber, presentaban informes falsos a la inspectora de decomiso de contrabando para que los destruyera y los donara como establece la ley.

Los delitos por los cuales están siendo judicializados son concierto para delinquir, favorecimiento al contrabando, cohecho y concusión. Esta investigación comenzó cuando la propia Policía Nacional recibió información relacionada con actividades extrañas de carácter económico al interior de la institución.

 

AAMZ / AAEA

Compartir