Se cumplió en Bogotá la Cumbre Judicial Colomboamericana entre el Fiscal General de
los Estados Unidos, Matthew Whitaker, y el Fiscal General de Colombia, Néstor
Humberto Martínez Neira, con el propósito de hacer un balance de la estrategia conjunta
contra la delincuencia trasnacional organizada.

El encuentro oficial fue planeado durante varias semanas, contó con el aval de la Casa
Blanca y permitió revisar los más recientes resultados investigativos y operacionales
relacionados con la desarticulación de estructuras criminales y la afectación de sus
finanzas ilícitas.

La cumbre sirvió para fortalecer los mecanismos de cooperación bilateral entre aliados y
perfeccionar las estrategias investigativas mediante el intercambio de información, en
aras de contrarrestar los fenómenos criminales que más afectan la seguridad de los
países, como el narcotráfico, el lavado de activos, la corrupción, entre otros delitos.

Como miembros de la delegación de Estados Unidos asistieron, además del fiscal
Whitaker, el jefe de Gabinete, Gary Barnett; el consejero de Seguridad Nacional,
William Levy; el vicefiscal general de adjunto, Bruce Swart; el enlace entre el
Departamento de Justicia y la Casa Blanca, Lindsey De la Torre; la directora de la
Oficina de Asuntos Públicos, Kerri Kupec; y los agregados judiciales Marlon Cobar y
Brian Skaret.

Por Colombia asistieron el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez
Neira e integrantes de su equipo directivo, entre ellos, la vicefiscal general, María
Paulina Riveros Dueñas; el delegado contra la criminalidad organizada, Álvaro Osorio;
el delegado contra las Finanzas Criminales, Andrés Jiménez, y la jefe de gabinete, Ana
María Fernández de Soto